Errores comunes al emprender

¿Cómo puedes tener éxito al crear un negocio?, aquí te enumero los errores más comunes al emprender y te diré como solucionarlo o evitarlos.

¡EL ÉXITO ES POSIBLE CON UNA SOLA IDEA EN LAS PERSONAS ADECUADAS!

Existen 6 errores comunes al emprender que comienzan con no visualizar tu emprendimiento como una empresa e idear tanto que terminas por no estructura nada.

  1.  Tener demasiadas ideas sin estructura.
  2. Pensar solo en generar dinero de inmediato.
  3.  Hacer un equipo con amigos o conocidos sin un proceso de reclutamiento
  4.  Tomar la colaboración como favores.
  5. Tener miedo de ser un “jefe” y no un “líder”.
  6.  Querer cambiar la cultura organización sin considerar los factores sociales que la
    mantienen.

Cuando emprendemos podemos tener tantas ideas que parecen tan buenas y pensar que eso es suficiente, comenzamos a cobrar o adquirir dinero olvidando entonces estructurar todo y prepararnos para ser una empresa, por este motivo cuando llega el momento de consolidad una organización, comenzamos a contratar o adquirir socios sin un proceso de selección adecuado, intentando cambiar la cultura organizacional tradicionalista, cayendo en un liderazgo demasiado flexible que dificulta el funcionamiento correcto de nuestra empresa, consideramos que no somos capaces de pagar por los servicios y entonces aceptarnos o hasta sentimos alivio si alguien trabaja con nosotros, dejando de ser objetivo.
Vemos completamente mal el sistema autoritario y la cultura jerárquica, llegando al punto de tener miedo a serlo, cayendo en el lado contrario.

Las claves para evitar o resolver esto son:

  • Trabajar con una sola idea, conocerla, estructurarla completamente, investigar a fondo nuestro posible negocio y verlo siempre como un negocio.
  • Hacer un buen proceso de reclutamiento y selección
  • Trabajar en mi proceso personal, acudiendo a terapia y o especialistas de la salud.
    • Equilibrar la empatía con la exigencia.
  • Mantener los factores sociales que permiten la cultura organizacional, e irlos
    dirigiendo a una cultura más equitativa, igualitaria y de derechos humanos.
    • Ser formal en un contrato.
    • Generar una propuesta económica atractiva y real para las personas de mi
      equipo.
    • Contratar o asociar solo a quien busque estar en el proyecto.

Bueno ahora lo sabes, para tener éxito solo falta una sola idea bien estructurada en las manos correctas, así que elige cuidadosamente esas manos y sobre todo confía en que la empatía te permitirá exigir sin lastimar.
“Si quieres que se interesen por tu proyecto, nunca pierdas el interés en ellos y ellas”.

Deja una respuesta